Los encuentros con Dios

Los encuentros con Dios la mayor parte del tiempo suceden cuando menos los esperamos y podrían pasar en los momentos más felices de nuestra vida y no solo cuando nos sentimos tristes o en necesidad.

A continuación les comparto mi testimonio:

Hace tres años y medio mientras terminaba el bachillerato abierto , me entere que estaba embarazada por tercera vez. El tiempo pasó tan rápido que en poco tiempo nació mi segundo hijo varón.

Estábamos tan contentos pues por fin el deseo de mi esposo por tener otro bebe varón se cumplía, pero unos meses después nos enteramos que el bebé estaba teniendo un problema. Rápidamente los Doctores le diagnosticaron un tumor cáncer fibrosarcoma en el brazo.

Como cualquier otro padre estábamos desconcertados con la noticia,pues el bebe tenia apenas 5 meses. Pronto tuvimos que procesar la noticia y poner manos a la obra en asegurarnos que el niño empezara el tratamiento para reducir un tumor que crecía de manera acelerada.

No había otra cosa más que confiar en los médicos que le atendían pero justo en medio de ese momento Dios se preparaba para mostrarnos uno de sus atributos.

 

A veces tendrás que tomarte de una palabra, en mi caso fue esta canción que alguien me compartió  “mi trabajo es creer” parte de la letra dice:

Porque el no improvisa el siempre tiene un plan y aunque los tiempos no se presten con todo y eso el lo hará …. 🎶🎶🎶y

Así es, Dios nos pide creer y solo confiar en él.

Jamás en nuestra vida, ni mi esposo ni yo habíamos presenciado algo parecido y aunque antes yo había presenciado el poder de Dios sanando personas de sus males, no imaginaba lo que Dios estaba apunto de hacer  en mi pequeño bebé.


Médicamente se hizo lo necesario pero 6 meses después del diagnóstico y después de semanas de quimioterapia enfrentaríamos la parte decisiva donde el tumor tendría que ser removido a través de cirugía.

Romanos 8:28

 

Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.

Fue allí donde Dios tomaría el control completamente sobre la situación.

Mi esposo y yo habíamos entregado todo en las manos de Dios pues sin duda él era el único que podría decidir si mi hijo quedaba libre de ese mal.

… al final la canción termina diciendo:

Mi trabajo es creer y abrazarme a la fe, el trabajo de Dios es hacerlo, él sabrá disponer los tiempos.

Mi trabajo es mantener la calma en lo duro de la circunstancia, el trabajo de Dios es abrir las puertas y romper murallas……🎶🎶

 

y así fue con su infinita misericordia y gran amor, el Dios todopoderoso extendía su mano sanadora sobre mi pequeño niño y aunque siempre los procesos toman su tiempo, hasta el día de hoy puedo decir que he conoció al ShaddaiEl DIOS TODOPODEROSO.

Cuando cruces las aguas,
yo estaré contigo;
cuando cruces los ríos,
no te cubrirán sus aguas;
cuando camines por el fuego,
no te quemarás ni te abrasará las llamas.
Isaías 43:2

 

Por muy elemental que para nosotros es definir quien es Dios, tenemos que partir de un principio universal que nos una alrededor de nuestros Jesucristo.

Comentarios (0)

    Deja un comentario